¿Cómo organizar las habitaciones de los más pequeños?

Hoy os queremos hablar acerca de una serie de consejos prácticos que podremos aplicar para ordenar las habitaciones de los más pequeños de la casa, y es que no es tarea sencilla inculcar en los niños el hábito del orden.

Los padres han de guiar a sus hijos poco a poco en esta costumbre, para que cuando llegue el momento puedan mantener una habitación donde cada cosa está en su lugar, y podemos encontrar cualquiera de sus pertenencias con facilidad.

Para ello debemos de ponernos a su altura, ver la habitación desde su perspectiva y organizar la zona de almacenamiento, los muebles, cuadros y sus pertenencias de manera que la tarea de ordenar les resulte lo más sencilla posible.

habitacionCuando nos proponemos encontrar solución de organización para los más pequeños no debemos de olvidarnos que estas deben adecuarse al niño, teniendo en cuenta que sus maños pequeñas no podrán abrir y cerrar los cajones con la misma facilidad que los adultos.

Comenzamos simplificando el acceso a los lugares de organización, por lo que recomendamos eliminar las puertas de los armarios, así como apostar por muebles sin puertas que se encuentren a la altura del suelo, para que los niños puedan acceder de manera sencilla y sin tener que realizar demasiado esfuerzo.

Otra regla de oro para inculcar el hábito del orden en los niños es que cuando coloquemos un objeto en su lugar, también ha de ser muy sencillo de volver a sacar. Una buena idea es almacenar todos sus libros en un cubo poco profundo, donde pueda tanto sacar como guardar los libros rápidamente. Esta solución es además mucho más segura que una estantería estandar, ya que los niños pueden trepar tratando de alcanzar los niveles más altos, llegando incluso a volcarla.

No podemos dejar de pensar en los cuadros. Cuadros con motivos juveniles que le daran la calidez necesaria a la habitación

Organizar de abajo hacia arriba también se convierte en imprescindible, dado que por su altura, le resultará mucho más sencillo. Tanto los juguetes como sus pertenencias preferidas deben de estar accesibles en los cajones y estantes inferiores, mientras que los niveles de más altura están dedicados a todas aquellas cosas que usa menos a menudo.